Etnia China – Danza de los Leones

¡Me siento orgulloso de ser Chino – Panameño!


Desde mis cortos 6 años de edad (1981) y antes de las celebraciones del Año Nuevo Chino, su narrador, Miguel Loo, no dejaba de pensar en el ritmo de los tambores, gongs y platillos, además de los vívidos colores de la Danza de los Leones Chinos.  En aquella tienda de La Chorrera, cerca de la Sociedad China Chack Kai, me embargaba la emoción de esas festividades, por la sencilla razón de poder apreciar en vivo a los Leones Chinos de la Sociedad Fayen, que nos visitaba cada año.  Tanto era mi afición que construía mis propios leones en base a cajas de cartón y toallas, a la vez que imitaba sus movimientos basado en cintas de VHS de mi padre y lo que podía apreciar en vivo de aquella única sociedad que tenía Leones Chinos.

 

Este pequeño relato refleja mi pasión por aquella tradición de mis amores: La Danza de los Leones Chinos. No fue hasta en mi Décimo grado (1990), en el Instituto Sun Yat Sen, que inicié como músico en el Grupo de Danza de los Leones Chinos de ese centro educativo, hasta después ser invitado al nuevo proyecto de la Sociedad China Chack Kai, en la cual fui contemplado para bailar en la cabeza. Con el transcurrir del tiempo y después de la salida de todos los que iniciaron conmigo, fui designado como instructor del relevo generacional y el jefe de la Danza de los Leones Chinos de la mencionada sociedad. De la misma manera trabajaba con empresas que nos subcontratan para ofrecer este servicio en diferentes fiestas.

En ese momento, habría pensado que cumplí mis sueños, sin embargo, aquel sentimiento interno me decía: “quiero más”; por lo que con mucho esfuerzo busqué mi independencia y me aventuré a establecer como grupo, con el personal de bailarines y músicos que habíamos formado en el transcurso.  Sin lugar a dudas, un factor determinante para seguir en estos avatares del destino, fue que mis hijos Miguel Loo Jr., Luis Miguel Loo y mi sobrino Raúl Adames Loo compartían el mismo gusto por esta tradición, por lo que entrenaron y se ganaron su puesto en la narración de este relato.

He perdido la cuenta de todas esas presentaciones a las que nos han invitado y a todos aquellos establecimientos, que, en medio del sol, bombitas y música, hemos visitado; aquellas innumerables prácticas que hemos realizado, para poder obtener lo que hoy hacemos. Es bueno establecer que nos falta mucho por abarcar para llegar a ser “profesionales”; no obstante, esas sonrisas de satisfacción de nuestros clientes, nos brinda esa complacencia del deber cumplido.

Actualmente cuento con cuatro cabezas de León propias y se lo debo a aquellos que, de mi mano, han dispuesto su tiempo en enaltecer nuestra cultura china, para dar nuestra contribución en el intercambio cultural en la historia de los chinos en Panamá.  No voy a culminar este relato sin expresar que seguiremos en esto hasta que Dios me lo permita y me siento orgulloso de ser Chino – Panameño.

Por Miguel Loo

edición 69

Marzo - Abril 2019


Miguel Loo

Compartir

Palabras sabias en tu familia

En esta edición dedicada al Día de la Etnia China, queremos reflejar los aportes de la Comunidad China en Panamá, gracias a las sabias palabras aprendidas en casa. Leer mas

Y así nos fué con la 6ta Carrera Caminata de Año Nuevo Chino 2019: ¡Excelente!

El domingo 10 de febrero llevamos a cabo la 6ta edición de nuestra carrera caminata de Año Nuevo Chino 2019, año del cerdo. Leer mas

¿De dónde vino el día de la Etnia China?

Con el propósito de resaltar en todo el territorio nacional los valores y aportes de los chinos a la cultura y al desarrollo de Panamá, la Asamblea Legislativa declaró el 30 de marzo como el Día Cívico y de Conmemoración de la Etnia China Nacional, mediante la Ley N°15 de 2004. Leer mas

En mis tiempos cada vez que cambiaba el Gobierno botaban a todos los empleados anteriores

El abuelo José Maria fue hombre de varios talentos y se instaló a varios lugares que reflejan las fortunas cambiantes de la República Leer mas

Una formación en valores

Principios como la verdad, la honradez y la justicia, deben sobrepasar la avaricia, la mentira y el juega vivo . Leer mas

Antes de ser dragón, hay que sufrir como una hormiga

Las piedras del camino hay que quitarlas para llegar a la cima, y muchos no tienen esa paciencia, sacrificio y dedicación al trabajo. Leer mas

Llévate bien con los mayores

Las circunstancias se transformarán según sea nuestro corazón Leer mas

Ojo pa’ que ve

Toda la vida admiré la cultura china, y lo curioso es que soy la única hija de 5 que salió con «ojos jalados» en una familia latina. Leer mas

Primero las tablas de multiplicar, luego la TV y hablar más Chino en casa

La disciplina que nos exigían ha ido formando parte de nuestros valores Leer mas

Hay que pensar antes de actuar

Me enseñó a dar lo mejor de mi persona, pero ser siempre cuidadoso. Leer mas