¿Qué podemos hacer personal y colectivamente, para mejorar nuestra calidad de vida?

住宅社区的生活品质

La calidad de vida en las comunidades sometidas al Régimen de Propiedad Horizontal

¿Qué podemos hacer personal y colectivamente, para mejorar nuestra calidad de vida? Suele ocurrir que las Juntas Directivas y los Administradores de las comunidades desarrolladas bajo el régimen de P.H., enfoquen sus mejores esfuerzos en el flujo de caja, su activo líquido, o en el mantenimiento y conservación de los bienes y áreas comunes, sus activos fijos, olvidando o relegando a un segundo plano, la debida atención del activo más importante e invaluable de todo P.H.: la comunidad: el activo humano.

Así pues, la calidad de vida del activo más importante del P.H., debería ser la prioridad máxima de toda Junta Directiva o Administración que desee tener éxito en el cumplimiento de sus responsabilidades y en el ejercicio de sus funciones, según fuere el caso.

¿Qué es calidad de vida? Podemos definir la misma como un conjunto de condiciones que contribuyen al bienestar de los individuos y a su realización dentro la comunidad. Ahora bien, dicho conjunto de condiciones está constituido tanto por elementos tangibles: la garita de seguridad, el sistema de alarma, el parque infantil, la piscina, y el parque entre otros; como por elementos intangibles: el sentido de bienestar y tranquilidad que produce vivir en pacífica y armónica convivencia, tanto a nivel personal o individual, como a nivel comunitario o colectivo.

¿Qué podemos hacer personal y colectivamente, para mejorar nuestra calidad de vida personal y colectiva? He aquí algunos consejos:

  1. Las Juntas Directivas y Administraciones:
    • En su más amplio sentido, deben tener como prioridad, la seguridad de la comunidad;
    • Hagan su mejor esfuerzo porque todo funcione, esté limpio y se vea bonito;
    • Manejen con responsabilidad y transparencia los recursos del P.H.;
    • Mantengan informada a la comunidad de sus esfuerzos por lograr todo lo anterior;
    • Sean justos y objetivos, en la aplicación de las normas del P.H.;
    • Fomenten espacios y realicen actividades de participación, interacción y convivencia;
  1. La Comunidad:
    • Definan inclusivamente y con claridad, en qué comunidad desean vivir;
    • Previa identificación de objetivos y prioridades, elabore y ejecute su plan de acción;
    • Analice los resultados y valide que están en la dirección correcta;
    • No se rindan ¡Roma no se construyó en un día!
    • Haga de la diversidad cultural, una ventaja y no limitación para desarrollarse;
  1. Residentes (sean propietarios o no):
    • Lo que no quiera que los otros le hagan a Ud., no lo haga a los otros;
    • Recuerde que, el respeto al derecho ajeno es la paz;
    • Todo P.H. tiene reglas, cúmplalas y exija que las cumplan;
    • Cumpla a tiempo con sus compromisos económicos con el P.H. (pago de cuotas);
    • Asista a las asambleas, su asistencia y participación son importantes;
    • Sirva en su comunidad y predique y practique el respeto y la tolerancia; y
    • Haga que sus acciones hablen bien de Ud. y de su comunidad.

De seguro al implementar estos consejos se reflejará positivamente en su calidad de vida y producirá un ambiente propicio para mejorar la integración entre los residentes, tema que trataremos en nuestro próximo articulo.

Si hay algún tema o consulta especial, que le guste realizarnos de manera particular o para nuestra próxima publicación, no dude en enviarnos sus dudas y y/o comentarios a la dirección de correo electrónico, que especialmente hemos habilitado para nuestros respetados lectores: consultanos@phconsultingls.com, y o seguirnos en las redes sociales.

Mario Vargas¿Qué podemos hacer personal y colectivamente, para mejorar nuestra calidad de vida?

Related Posts