Aprender con Skype

通过Skype学习中文

Por distintas razones, crecí hablando solamente el idioma español en mi familia, y mis estudios universitarios los realicé en inglés. Madurar significa reconocer cuánto nos falta por aprender, y esto para mí significó darme cuenta que no podía continuar con un desconocimiento de la cultura y el idioma de mis raíces, además de la actual relevancia mundial de China, y de aprender el mandarín. A causa de la vida ocupada en Panamá, por el trabajo, el tráfico, la familia y los amigos, se requiere de una administración inteligente del tiempo, así que un curso en línea para aprender mandarín, al que me refirió un buen amigo, sonaba como la mejor opción para mí.

Aprender con Skype

En la época en que nuestros padres eran estudiantes, para investigar y aprender tenían que ir a una biblioteca, y consultar varios libros hasta dar con lo que buscaban. En mi infancia, antes de la era de Wikipedia, teníamos que buscar en enciclopedias digitales como Encarta o Británica, para encontrar la información. Quién iba a pensar que la tecnología cambiaría tanto y que tendríamos acceso a todo tipo de información en nuestro bolsillo.

De la misma manera, los salones de clases fueron evolucionando, y hoy en día, se cuestiona ¿cuál será el futuro de las universidades donde el alumno va a clases presenciales?

Los cursos en línea van tomando mayor relevancia con el pasar del tiempo. Los mismos tienen muchas ventajas tales como aliviar el estrés del tráfico, ya que se puede aprender desde una cafetería, desde la casa o cualquier lugar donde haya conexión a internet. Adicionalmente, las clases permiten avanzar al ritmo de cada estudiante, y no hay edad mínima o máxima para aprender.

Desde hace cuatro años comencé a estudiar en eChineseLearning.com, una academia de enseñanza del mandarín con profesores que se encuentran en Wuhan, Beijing y Xi’an. Estas clases son uno a uno, a través de videollamadas por Skype, y se sigue un currículum de acuerdo al nivel e interés de cada alumno. Uno puede contratar las horas que desee estudiar durante la semana, y programarlas en el horario más conveniente. Las clases incluyen veinte minutos de conversación, algo que realmente me ayudó a mejorar, ganar confianza y avanzar mi mandarín. Hay alumnos de todas las edades, ya que muchos padres quieren que sus hijos pequeños aprendan mandarín, pero les resulta complicado llevarlos hasta una escuela después de clases, y luego recogerlos, así que optan por esta alternativa; con una supervisión sobre sus hijos.

Además de eso, encuentro muy enriquecedora la amistad que he desarrollado a lo largo de estos años con mi profesora en Wuhan, quien me comparte muchos temas de actualidad sobre China y sobre la cultura en general.­ Gracias a ella pude conocer sobre las festividades en China y su origen, la extensión del uso del WeChat en la sociedad, novelas históricas, además de…¡ los descuentos en el día de los solteros!

Invito a todos los que tienen interés en aprender este idioma a considerar o tomar una clase de prueba gratis a través de este link: https://bit.ly/2IqK07N

 

 

Deby ChungAprender con Skype

Related Posts