La Fascinación por el Qipao

中国旗袍的魄力

Durante la reciente visita de Estado del presidente Xi Jinping a Panamá, la primera dama de China, Peng Liyuan, lució un bellísimo qipao de color blanco con tul bordado para su encuentro con la primera dama de Panamá en el Palacio de las Garzas el 3 de diciembre de 2018.

Durante la reciente visita de Estado del presidente Xi Jinping a Panamá, la primera dama de China, Peng Liyuan, lució un bellísimo qipao de color blanco con tul bordado para su encuentro con la primera dama de Panamá en el Palacio de las Garzas el 3 de diciembre de 2018.
Al ataviarse con un qipao en todas las actividades internacionales del presidente Xi, la primera dama pone de manifiesto el orgullo con que las mujeres chinas visten esta elegante prenda tradicional, a la vez que difunde el magnífico trabajo de la nueva generación de modistas chinos.


Peng Liyuan, Primera Dama de la República Popular de China
Foto del Despacho de la Primera Dama

A su vez, durante la Cumbre del G20 del año 2017, celebrada en la ciudad de Hangzhou, China, la primera dama de los Estados Unidos de América, Melania Trump, se destacó al vestir un deslumbrante qipao con estampado floral de la marca Gucci, para la cena de Estado ofrecida por el presidente Xi Jinping a los mandatarios extranjeros y sus cónyuges.
El qipao es hoy un ícono de la cultura de China, tanto para los propios chinos como para el mundo occidental.

Aunque inspirado en el atuendo femenino de la última dinastía de China, la dinastía Qing, el qipao fue una creación de los grandes modistas de Shanghai en la década de 1920, cuando la moda femenina occidental transitaba de las prendas voluminosas, recargadas e incómodas a los trajes estilizados y cómodos. Para crear el qipao, los modistas shanghainés fusionaron elementos chinos como el cuello mandarín, los botones bordados y la apertura lateral con la nueva tendencia occidental de la época a ajustar el traje a la silueta femenina y fijar su largo a la altura de las rodillas.

En el occidente, el qipao adquirió una gran popularidad con dos películas de Hollywood. La primera fue Love is a Many Splendored Thing, filmada en 1955 con locación en Hong Kong, basada en la autobiografía de la reconocida escritora china Han Suyin, que ganó tres Óscares y fue nominada a otros cinco Oscars. Poco después, la película The World of Suzie Wong, de 1960, protagonizada por Nancy Kwan, además de crear la imagen cosmopolita de Hong Kong, afianzó al qipao como un vestido exótico, distintivo del Lejano Oriente. Ambas películas fueron grandes éxitos de taquilla en todo el mundo occidental, incluyendo Panamá.

En el continente chino, el qipao dejó de ser un traje femenino de uso diario y fue reemplazado por los uniformes monocolores de fatiga durante la Revolución Cultural que tuvo lugar en las décadas de 1960 y 1970. Pero al consolidarse la apertura emprendida por el visionario líder Deng Xiaping a partir de 1978, renació la moda y el gusto de las mujeres chinas por vestir bien, lo cual despertó el interés de los jóvenes modistas por rescatar y actualizar esta prenda, que ha vuelto a ser símbolo de la identidad china. A este renacimiento del interés por el qipao en China contribuyó decisivamente la película china In the Mood for Love, del año 2000, protagonizada por la gran estrella Maggie Cheung.

Fotografía de Panamá por Dentro II, publicada con autorización de Rolando Domingo. Fotografía de Panamá por Dentro II, publicada con autorización de Rolando Domingo.

En la actualidad, el qipao no constituye una vestimenta ordinaria en China; en cambio, se ha convertido en el atuendo indispensable para las fiestas y ocasiones especiales. Dependiendo de la ocasión, se confecciona en diversas fibras como seda o algodón, ya sea en color liso o con estampados. Pero siempre mantiene la esencia de la feminidad de la mujer china.

El qipao no conoce fronteras ni nacionalidades. Todas las mujeres pueden vestirse con propiedad. Al ataviarse con esta elegante y atrayente prenda, seguramente sentiremos esa indescriptible sensación de ser parte de la China mística de las gloriosas épocas dinásticas.

Ingrid Alicia LeeLa Fascinación por el Qipao

Related Posts