¿Por qué una Constituyente?

Las naciones han escrito su forma de administrarse en lo político, en lo económico y en lo social. De allí nace entonces el concepto de que hay que dotarse y revisar cuando corresponda de un nuevo contrato social, que no es más que una Constituyente para renovar las reglas del juego o la constitución política de una república.

Panamá se maneja hoy día con una Constitución Política que data de 1972 y que se encuentra desfasada en el tiempo, ya que fue redactada y aprobada en la época de la dictadura militar que nos gobernó desde 1968 hasta 1989. A esta constitución se le han hecho algunas reformas o como le dicen, “parches” que han ido ayudando de a poco y en las circunstancias que se han presentado. La sociedad, los panameños, hemos venido presionando desde hace años para cambiar el formato militarista que tiene el documento y adecuarlo a los tiempos modernos. Hay puntos importantes que modificar o mas bien reescribir: como limitar los poderes del presidente de la república; reglamentar el nombramiento de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia; eliminar el amarre que hay que los Diputados o Asamblea juzga a los Magistrados y estos a la propia Corte, la asamblea juzga al presidente y así darle forma para que no haya las componendas a las que nos vemos sometidos que no hacen más que darle más impulso a la corrupción y al tráfico de influencias. También eliminar de plano que la Asamblea Legislativa y sus diputados puedan manejar fondos los cuales son utilizados para nombramientos políticos y las famosas botellas “cobrar sin trabajar”; toca también entre otras cosas limitar eliminar los circuitos electorales, los que se han convertido en fincas para que lo electos por estos sean los amos y señores de lo que en estos suceda. Hay que retomar la elección de los diputados provinciales y los diputados nacionales ya que el cargo es para hacer leyes nacionales y no estar velando en ayudar a los cuarenta y tantos circuitos electorales; no dejar por fuera los mencionados representantes de corregimiento y llevarlos a algo más funcional. Revisar, por mencionar algunos temas, todo lo relativo a la justicia, salud, vivienda, alimentación, seguridad social, el régimen político y la educación. 

Una reforma de esta magnitud debe de hacerse por personas notables y elegidas única y exclusivamente para esto, lejos de cualquier partido político y quienes resulten escogidos deberán en un tiempo razonable producir un proyecto, el cual debe de llevarse a la votación nacional para aprobar o no y luego darle curso. Este procedimiento ciudadano es vital que sea llevado en paz y concordia entre los que habitamos este país, pero como esta nueva constitución tocará todos temas nacionales, hay quienes pretenden que no se haga y hacen lo imposible por el boicot. Así lo vimos en los dos últimos gobiernos y el actual. Por eso la sociedad se organiza para recoger casi 600,000 firmas para hacer de esto una obligación. Llegó el momento¡¡¡¡

Roberto Lombana

Miembro de la Junta Directiva de Harinas del Istmo, S,A. Ex-gerente general de Harinas del Istmo S.A. 1993-2018 - Subgerente general Levapan de Panamá, S.A. Presidente Fundador del Cuerpo de Delegados Electorales del Tribunal Electoral de Panamá 1991 -Presidente de la Junta Nacional de la Junta Nacional de Escrutinio en las Elecciones Generales para Presidente en 1994-999 y Referéndum de Reformas Electorales de 1998.

Roberto Lombana¿Por qué una Constituyente?

Related Posts

abril 14, 2021

La famosa constituyente

Una constitución es el documento en que las fuerzas políticas dominantes en una sociedad dada y en momento dado, consignan, bajo la forma de normas ...